8 razones por las que el Xoloitzcuintle es un perro increíble

Lo sabemos, no a todo mundo le encantan los xoloitzcuintles, en especial porque visualmente tienen un estilo completamente diferente al de otros perros, pero muchos otros han descubierto en los xolos el acompañante canino más extraordinario de todos. ¿Lo mejor? Es 100% mexicano y cada uno de sus ejemplares es muy preciado. Les traemos 8 datos sobre esta raza de perro que nació en nuestro país y por qué son realmente adorables y geniales.

  • Para empezar, su nombre en sí es muy interesante. Proviene del náhuatl xólótl y de itxcuíntli, que significa “perro”, Xólotl era el dios mexica de los espíritus, gemelo de Quetzalcóatl, quien lo acompaña al inframundo para robar los huesos que –una vez molidos y mezclados con sangre- darían forma al hombre. Xólotl fue representado en muchos códices como un perro, de ahí que el hombre necesite uno para entrar al reino de Mictlaecuhtli. Así que no está falto de simbología.
  • Si bien la simbología es impactante, también es un hecho que su historia tiene algo triste. Al ser los responsables de acompañar a las almas al Mictlán, los xolos eran sacrificados y enterrados junto con los muertos que debían guiar. Si bien los xolos eran un regalo del dios al hombre especialmente para ese fin, y eso lo volvía sagrado, pero de cualquier forma sacrificado.
  • Al parecer, los registros del primer xolo datan de hace 3500 años a.C., en la Cueva del Tecolote, en Huapalcaco, Hidalgo. Su presencia se expandió por todo el país y por distintas culturas mesoamericanas. Fueron muy famosos hasta que de pronto, se enfrentaron a su extinción. Por suerte, en 1956 se empezó su rescate, apenas lo suficiente como para que no desapareciera para siempre. En el siglo XX llegó su verdadero auge.
  • También antiguamente, se creía que los xolos tenían poderes curativos por su extraña piel sin pelo. Se decía que si el perro se recargaba sobre la zona que te dolía, durante un ratito, el dolor desaparecía con el calor que emanaba de su piel. También decían que era un perro ideal para los asmáticos y para los que tienen insomnio.
  • Es un perro hipoalergénico, literal. Y además debido a su falta de pelo, no tienen problemas de pulgas.
  • Pero si lo de que no tengan pelo es demasiado para ti…hay xolos que sí nacen con pelo y siguen considerándose de raza pura.
  • Tiene un carácter muy afable, es un perro muy resistente, muy inteligente –por ende se les puede educar con facilidad- y también muy cariñosos. Les encanta el calor humano y estar acurrucados contigo.
  • Frida Kahlo y Diego Rivera adoraban esta raza de perros. Frida, de hecho, tuvo varios en la Casa Azul y aparecen en obras como Escuintle y yo o Yo, Diego y el señor Xólotl. Dolores Olmedo y Chavela Vargas también tuvieron xolos.

Fuente: querido.mx