El Xoloitzcuintle, un nuevo ícono de la CDMX

El llamado “perro mexicano” fue reconocido como símbolo de la capital por su presencia en la misma desde tiempos mexicas. ¡Conoce más de su historia y un rincón para admirarlo en la Ciudad de México!

5 datos curiosos del xoloitzcuintle

1. La palabra xoloizcuintle proviene del náhuatl y significa “perro del dios Xólotl (el hermano gemelo de Quetzalcóatl)”

2. Durante la época prehispánica la carne del “xolo” era muy consumida y se sabe que ésta era muy buena fuente de proteínas dentro de la dieta del pueblo mexica.

3. Las piezas de cerámica en forma de xoloizcuintles que se han encontrado en diversas entidades del país, sobre todo en Colima, confirman la existencia de este tipo de can en la región occidente de México desde tiempos anteriores a la época azteca (Clásico temprano, 300-500 d.C.)

4. Gracias a la falta de pelaje esta raza de perro nunca presenta pulgas.

5. El xoloitzcuintle presenta menos piezas dentales a diferencia de otros tipos de cánidos.

¿Dónde admirar esta especie?

El Museo Dolores Olmedo, en el Barrio Mágico de Xochimilco, al sur de la Ciudad de México, además de una estupenda colección de obras de Diego Rivera y Frida Kahlo, también aloja dos sorpresivos (y muy mexicanos) inquilinos: Una familia de elegantes pavorreales y un grupo de curiososxoloitzcuintles que corren, merodean y descansan en los verdes jardines de la gran casona que Doña Lola heredara al pueblo de México para el disfrute de sus piezas. La señora Olmedo sabía bien que a Rivera le encantaban los “xolos” por ello, pidió que “siempre que una obra del maestro del muralismo mexicano se exhibiera en este recinto, un perro xoloizcuintle debía custodiarla”.